Te cuento mi primera vez… ¡mira que me asuste! para abrir una tienda en línea

Abrir una tienda en línea por primera vez es todo un show, preparar productos antes te puede causar un poco de conflicto.

 

Y no porque sea una master en negocio virtual, sino porque etsy es una plataforma de ensueño.

 

Sé que para muchas de ustedes es un terreno más que descubierto, pero para esta que te escribe es mi primera vez.

 

Y como todas las primera vez te da miedo pues, no sabes si te va a doler o te va a gustar.

 

La cosa es que igual y se te hace vicio, no sé ya ahí cada quien le tantea a los tamales si le gusta o le asusta.

 

Pero la cosa es que la primera vez te paraliza.

 

 

Cómo fue mi primera vez

 

Te apuesto lo que quieras que también tu primera vez tenias muchas expectativas.

 

Esas expectativas o se cumplen o se queda corto, pero al final te marca la experiencia de la primera vez.

 

Al abrir mi tienda en línea por primera ves la primera pregunta que me vino a la mente fue:

 

 

¿Qué necesito para antes de abrir una tienda en línea?

 

Bueno evidentemente lo primero que necesitas es saber que vas a vender.

 

Lo sé… piensas que dije una burrada muy obvia.

 

Pero te puedo asegurar que en alguna asesoría me tope con alguna mujer que nos sabia exactamente que iba a vender.

 

Y ella estaba muy montada para abrir su tienda en línea, pero la cosa era que no había un producto que vender, así que estuvo un poco bizarro el encuentro.

 

Pero la cosa es que debes de tener claro que vas a vender.

 

En mi caso si que lo tenia claro lo que quería ofrecer, así que por ese lado ya lo tenía trabajado.

 

Después me encontré con que no tenía claro con cuantos productos empezar.

 

Deja te digo que yo sabía que quería vender flores de tela, ya sea en accesorio o en ramos y ajuar de novias y una de mis locuras me llevo a pensar en querer hacer productos decorativos para casa con flores de tela.

 

Entonces si que metí en tremendo lío, porque aparte de aprender a hacer las flores para que no se vieran de una aprendiz…

 

Tenía que aprender hacer accesorios también, ¿qué???

 

Soy terca como una mula, así que hice algunos accesorios por ahí que no me quedaron tan mal, pero la neta es que no es lo mio por el momento.

 

Fíjate lo que digo, por el momento, o sea que no lo he descartado todavía.

 

Pero si que me dedique a hacer en lo que tengo más habilidad que son los ramos de novia.

 

Ahora viene la otra pregunta:

 

 

¿Cuántos productos tengo que tener?

 

 

Aquí viene algo que me provoco un poco de parálisis, no tenía ni idea de cuantos productos hacer.

 

Aparte de que tratar de organizarme en trabajar en casa, dos proyectos y dos hijas me llevo a vivir en un caos absoluto.

 

Así que medio hacia todo, pero al final hice muchas cosas, pero no todas para mi ver eran exactamente lo que quería mostrar, entonces elegí 12 productos.

 

Y la linea exacta por la que me quería ir.

 

Entonces es bien importante además de saber que vas a vender, saber que estilo, color y forma le vas aplicar.

 

Cuando tienes definida esa parte, lo que sigue es lo que más susto te da es:

 

 

¿En qué plataforma voy a vender esos productos?

 

 

Obviamente que lo primero que piensas es en tener una web.

 

Lo escuchamos por todos lados y más si ya tienes una se te hace imposible manejarte sin una buena web.

 

Bueno no soy experta para nada, pero si te puedo decir que una bonita web funcional es como una carta de presentación.

 

Al final es el aparador de tu tienda, es como si rentaras un local y lo decoras para cuando la gente entre le guste lo que ve.

 

Cuando ya has tenido una tienda física antes sabes que es muy importante que este atractiva, pues lo mismo es en una web.

 

Pero aquí nos topamos con una gran límitante:

 

 

¡No se hacer una web de venta!

 

 

Pues bueno, la primera reacción es emplear todos los mantras mexicanos para desahogar la histeria, o ponerte a llorar.

 

Yo sé que muchas de nosotras somos muy DIY y hasta una web podemos hacer, pero si que es verdad que te lleva tiempo.

 

Y para eso en lo que empiezas hacer la web y demás chunches existen plataformas especificas para montar una tienda en línea.

 

No te estoy diciendo que no hagas una web, no es mi fuerte, si que las decoro muy bonito, pero no te puedo contar cómo hacer una.

 

Te cuento lo que yo hice.

 

Además ya tenia producto ya no podía esperar más para saber si va a ser aceptado lo que hago o no.

 

Entonces después de darle muchas vueltas y vueltas al asusto, me decidí abrir una tienda en etsy.com

 

 

Y aquí comienza mi primera vez

 

 

Si ya cuentas con una tienda ya sabes de lo que te hablo y ya sabes de todas la emociones por las que pasas.

 

La creatividad obviamente no te deja atrás y es cuando más creativa y más maquiladora de ideas estas.

 

Por eso es importante que los puntos anteriores los tengas listos y no dejes ninguna duda sobre qué es lo que vas a vender.

 

Y sobretodo qué es lo que quieres que tu cliente sienta al ver lo que haces.

 

Es todo un proceso de mucha paciencia y mucha flexibilidad, porque aunque tu sepas lo que vas a vender la última palabra no esta dicha.

 

Lo que yo te puedo decir que antes de abrir una tienda en línea, analices bien lo que vas a ofrecer, los tiempos en lo que lo diseñas, maquilas y empacas.

 

Y si nos vamos más atrás de todo ese proceso, es muy importante cómo lo haces, es decir, que tan profesional o que tan aficionada de hacer manualidades se ve tu producto.

 

Porque te lo digo porque me gusta mucho el mundo de las manualidades, he hecho casi de todo, dije casi…

 

Además de que tengo muchos cursos de diseño detrás de mi que me sirven como apoyo para poder detectar si tiene técnica un producto o no.

 

No por ser manualista no debes de tener técnica, pero bueno ese es otro tema.

 

 

En conclusión te puedo decir que

 

 

Antes de abrir una tienda en línea tengas muy claro que es lo que vas a ofrecer, como lo vas a ofrecer y el más importante  que puede ser el más chocante, qué vende tu futura competencia.

 

La primera vez te da miedo y es obvio no sabes que hay al otro lado de camino.

 

No sabes si te va a gustar o si es mejor de lo que esperas.

 

Sin descartar que puede ser peor de lo que pensabas, se puede dar el caso, por eso debes de tener mucho cuidado de la primera vez.

 

Esa primera vez debe de ser bien pensada, no te vas a ir con cualquiera o hacer lo que sea.

 

Debes de analizar muy bien todos los pasos que vas a dar.

 

Recuerda que la primera vez jamás se olvida.

 

Te puede asustar la responsabilidad que esto amerita, todo el trabajo que viene de ahora en adelante.

 

Porque te puedo decir que no se acaba ahí el asunto, la cosa apenas empieza.

 

Pero por eso estoy aquí en esta nueva categoría de “Creativa luchona” te voy a contar por lo bueno y por lo malo que se puede pasar al empezar con una tienda en línea.

 

Pero te lo voy a contar casi en tiempo real, no como experta, si no como una prácticante en viva voz y carne propia.

 

Si me va genial tú lo vas a saber si me va de la jodidda también ¡pues que no pasa nada!

 

Entonces seguimos por aquí y si tienes ganas de saber por lo que se pasa déjame tu correo aquí abajo, el que más leas para  que no te pierdas nada.

 

 

 

           

 

Igual y un jueves si y otro no, o en viernes, no sé ya vez como esto que tienes que hacer productos y se te va el rollo.

 

A mi se me va mucho y no me puedo despegar de hacer cosas o no quiero jajajajaj!!

 

Pero la cosa esta así, entonces es lo que es.

 

Si quieres y se te antoja darle una vuelta por mi grupo te invito dale click aquí y nos vemos adentro

 

¡Hey! no te vayas sin contarme tu primera vez, quiero leerte.

 

Nos vemos un día de estos…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.