¡Que me llamen rebelde!, pero hoy vivo sin reglas

He leído tantas veces que la creatividad no tiene reglas, que hoy soy una mujer rebelde, es más he inventado la forma de romper las reglas, y si la creatividad es no seguir reglas, entonces vamos hacer las reglas para romper las reglas.

La verdad que nunca he sido de esos seres que acatan las reglas en silencio, mi cerebro siempre ha sido difícil de configurar.

Cuando estaba entre los 10 y los 12 años cuestionaba todo lo que tenía que ver con la religión, que deja te digo que es un tema que me apasiona (pero todas, todas la religiones, deberías de leer algo, son el principio de la mercadotecnia y el neuromarketing), pero no hablare nada de eso , porque como decía mi abuela de política y religión jamás hables, calladita te ves más bonita.

Retomemos lo de las reglas, yo creo que tú también has leído por ahí que “la creatividad no tiene reglas”, y eso es lo que justo lo que quiero entender.

Las reglas y la creatividad

Bueno, comencemos por analizar que la creatividad esta de la mano con la imaginación, sin la imaginación no hay creatividad, y es por el simple hecho de que si no lo imaginas ¿cómo jodidos los creas?

Entonces;  si la imaginación lleva a la creatividad, está debe de ser controlada, porque la imaginación nos puede tomar por asalto y empezar a tener imágenes en la mente que más que ayudarnos a crear nos pueden ayudar a lo contrario, o peor aún, a no controlar lo que imaginas.

Es por eso que la imaginación controlada nos lleva a una creatividad responsable.

Lo que acabo de escribir se escucha más a una antirebeldia, pero sigue leyendo y llegare a la parte en la que quieres salir corriendo, ponerte unos pantalones de cuero y subirte a la moto con un musculoso motoquero.

Creatividad responsable

Yo siempre he pensado que hasta la rebeldía tiene que ser responsable.

Sí, porque eres responsable de las consecuencias que lleva a no estar de acuerdo con ciertos parámetros, así que también la rebeldía es responsabilidad.

La responsabilidad es la capacidad de responder ante lo que se te presenta, entonces una creatividad responsable es poder responder a lo que tu creatividad te está dictando.

Pero al mismo tiempo, está la incoherencia que es está vida, que te dice que la creatividad no tiene reglas, que si la limitas tus posibilidades se ven acotadas a lo que dicta la sociedad, y la verdad no creo que las mujeres creativas cabemos en ese concepto.

Por eso ¡Que me llamen rebelde!, las reglas no son lo mío, ni lo tuyo, pero recuerda que hasta para romper reglas debes de ser responsable.

Las reglas de la  MUJER creatividad

  1. Debes de ser una mujer habilidosa con las manos.
  2. Las mujeres creativas todo lo tienen que hacer bonito.
  3. A la mujer creativa siempre se le deben de ocurrir ideas innovadoras.
  4. La mujer creativa domina todas las artes manuales.
  5. La mujer creativa siempre debe de estar imaginando cosas.
  6. Nunca debes de decir no puedo hacerlo.
  7. La mujer creativa es una “hippie de corazón”.
  8. A la mujer creativa todo le debe de quedar bien.
  9. La mujer creativa debe de crear de la nada.
  10. La mujer creativa debe de utilizar todo tipo de materiales.

¡Qué mierda, eso es una SUPER WOMAN! y de pilón tiene una profesión, hace los lounch del cole perfectos, con todo y postrecito, bueno que no se olvide, lleva una casa y es la esposa ejemplar, ¡Que me parta un rayo y me presenten a esa mujer!

Ahí te van las 10 antireglas de la mujer creativa…

Las antireglas de la mujer CREATIVA

  1. Analiza la regla #1, es válido ser torpe con las manos.
  2. Descarta la regla #2, no es verdad no todo queda “bonito”.
  3. Toma en cuenta la regla #3, quizá te puede servir, pero también puedes re-innovar.
  4. Mentira la regla #4, no para todo eres buena.
  5. Cambia la regla #5 por la #6, decir “no puedo” es dejar de crear.
  6. A quien le importa la regla #7
  7. Búrlate de la regla #8, a veces no está el horno para bollos.
  8. Bueno, si a la “nada” le llamamos imaginación, considera la regla #9
  9. Juega con la regla #10
  10. Corre por el pantalón de cuero a buscar al motoquero musculoso.

Te prometí que ibas a querer salir corriendo a buscarlo, pero no te dije que era una antiregla de la mujer creativa, tu sabrás si la cumples, es tu “responsabilidad”.

¿Y entonces qué?, ¿Vas a seguir con las reglas, o te vas por las antireglas?

Cuéntamelo en los comentarios, y es más te reto… deja en los comentarios tus antireglas,  de seguro que hacemos el evangelio de la creatividad.

Oye y no olvides contarme del motoquero musculoso, quien quiete y de ahí llegue la inspiración tan anhelada.

Me retiro del aire, cambio y fuera.

¡Besos dorados!!

sello

 

 

 

 


guia

Quiero descargar mi manual y de paso estar en las newsletter


grupo

Le doy y soy parte del grupo de facebook


 

12 comentarios en “¡Que me llamen rebelde!, pero hoy vivo sin reglas

  1. Es verdad, hasta para liberarnos, parece que necesitamos cierto “marco”que nos guíe en cómo hacerlo.
    Yo, para liberar mi creatividad, reconozco al menos un par de reglas:

    •Nadie te está viendo: esta es para empezar a soltarme. Una vez relajada, me encanta que me vean.

    •Si no lo decís/hacés, vas a explotar: quiere decir que lo que surge de un proceso creativo está ahí para expresarlo. Y que no está bueno inhibirlo.

    Bueno, eso es lo que se me ocurre ahora, Gabriela. Me hiciste pensar acerca de una de las cosas que mejor me sientan y me dan felicidad desde un costado diferente.
    Un beso grande!

    • Hola Gaby!!!

      La expresión que nace de la idea si no sale se pudre, o se evapora, así que como dices, dejarla salir es la mejor opción, porque luego sabes que pasa? llega la frustración de no haber dejado salir eso que estaba rondando en tu cabeza.

      Yo creo Gaby que lo más difícil es la exposición, justo eso que nos vean, y como personas creadoras de algo pensamos que es suficiente con que vean lo que hacemos, y nos escudamos en un producto, y dejamos que el hable por nosotros, si bien es una misión, no debemos de olvidar que alguien lo hizo.

      Y que la gente nos vea!!! muchas gracias por venir por acá!!

      Un beso enorme!!!

  2. Hola Gabriela,

    Por descontado, ¡me quedo con las anti-reglas de la creatividad! Será por eso de ser rebelde y no acatar a la primera, o porque son totalmente surrealistas, como bien dices.

    Pero, sobre todo, me ha gustado tu reflexión acerca de la responsabilidad de cualquier decisión que tomamos. O sea que, ser rebelde también conlleva unas consecuencias que hay que estar dispuesto a asumir. Y creo que en los últimos tiempos, hay demasiadas personas que no se hacen responsables, o no agarran las riendas de sus vidas, como cada una de nosotras deberíamos.

    Este tema daría para mucho seguro. Gracias por el excelente artículo y un saludo enorme.

    • Conchi muchas gracias por tu apoyo!!

      Este post salio de un momento de conflicto, en el que pensaba el porque una mujer por considerarse creativa tiene que ser perfecta.

      Es más lucho mucho con el concepto de mujer perfecta, pero eso si, reniego y me rebelo con las consecuencias que esto lleva.

      Y sé que este tema me va llevar a descubrir más cosas.

      Un beso Conchi muchas gracias!

  3. Pues tienes toda la razón, hasta para romper reglas necesitamos patrones. Lo mas importante es no sentirte atada a nada que no tenga que ver contigo. La vida de la mujer creativa esta llena de esos momentos. Me gusta el concepto de creatividad responsable, el no dejarte llevar sin más y el tener claro donde quieres llegar. Gracias por los ánimos, Gabriela. Un abrazo.

    • Hola Raquel!!

      Esa búsqueda en la que estamos constantemente es la que lleva a pensar en tener la libertad para crear, porque como tu dices, si solo nos dejamos llevar por lo que sentimos o queremos hacer, nos llevar a caminos in rumbo, y solo hacer por hacer, por lo menos a mí no me ha funcionado.

      Muchas gracias Raquel

  4. Yo también me considero una rebelde, y yo también lo cuestionaba todo desde que era una renacuaja, me siento identificada 🙂
    Sin embargo yo lo veo así, no creo que haya que poner “limites responsables” a la creatividad. Yo creo que lo único que hay que hacer es ser creativas dentro de lo que es coherente para nosotras, de acuerdo con aquello que resuena “bien” dentro de nosotras.
    A seguir siendo unas inconformistas! 😀 Un saludo,
    Cristina

    • Claro que sí Cristina, la cosa es como tu dices la coherencia, pero en definitiva esa coherencia la encontramos dentro de la capacidad de responder a lo que queremos hacer, eso es la responsabilidad, la responsabilidad no es tener limites, al contrario encuentras como saltarlelos jajajaja!! y coincido contigo que resuna nos va a caer muy bien!!!

      Un beso!

  5. Gabriela ¡me ha encantado!

    ¡Tu post es un grito en toda regla, ahí sí!

    Y me sumo, y me dejo llevar, y me voy en busca del musculoso pero sin reglas así que me da igual cómo sean esos músculos. El caso es mantenerme viva y buscar, seguir buscando…

    Un abrazo fuerte

    • ¡Mil gracia Amaya por tu apoyo!!

      EL vivir en plena consciencia de lo que somos, y de lo que podemos crear es lo que nos hace gritar lo que somos.

      Y vamos todas por le musculoso que un poco de inspiración no cae mal!!

      un beso ¡¡¡muchas gracias!!!

  6. Para mí hay más clichés que quieren encasillar a las mujeres creativas, entre ellos:

    – La creatividad tiene que ver exclusivamente con cosas manuales o fantasiosas. Esto no deja espacio a la creatividad en su amplio y maravilloso espectro, particularmente en las tareas “mundanas”.
    – No puedes bloquearte si eres mujer creativa, porque si te bloqueas es que no eres creativa *trampa fatal*.
    – La creatividad exclusivamente depende de una misma, si no estás siendo creativa algo estás haciendo mal. Y no, también depende de las chorromil cosas que tengas que hacer, que no puedes terminar y que ruedan por tu cabeza. Eso quita mucha energía.

    Mis reglas de la rebeldía son:

    – Primero: para ser creativa me cuido a mí, despejo mi cabeza de cosas dañinas, delego cosas que no me da tiempo a hacer, separo a personas que me sientan mal, y procuro no tener cavos emocionales sueltos mucho tiempo. Si me bloqueo también me cuido y no me pongo presión.
    – Reconozco mis logros:porque está bien ser crítica para poder avanzar, pero si algo lo hice bien, primero me cubro de flores y me doy algún premio (un helado, una tarde de descanso, un libro nuevo), y después miro a ver si se podría mejorar, pero a sabiendas de que de por sí, está bien y es un logro.
    – También me ayuda: no hacer mucho caso a opiniones ajenas, salvo que las haya pedido, o me sirvan para avanzar. Tampoco es necesario que los demás reconozcan algo que he hecho como creativo para que verdaderamente lo sea, solamente yo sé de dónde salen mis ideas, el tiempo que necesito para desarrollarlas, y cual es el precio que pago y lo que suman a mi vida o mis proyectos. Mis logros son míos, no siempre estarán a gusto de todas las personas, y la mejor persona para juzgarlos soy yo, ya que soy quien sabe el esfuerzo, la dedicación y el valor que tienen.

    Y tengo una propuesta más loca todavía ¡¡Compremos cada una una harley y vayámonos juntas de viaje!! Qué mejor que rodearse de personas creativas para alimentar la propia creatividad…

    Besos, Gabriela. Como de costumbre, un gusto leerte.

    Aurora

    • Me gusto lo de la harley jajajajajja!!

      Tienes toda la razón Aurora, me quedo con la ultima parte donde comentas el hacer oídos sordos a los comentarios ajenos, creo que prestar atención a esas opiniones que no fueron pedidas es lo que más nos hace dudar de lo que hicimos, que también creo que tiene mucho que ver en la confianza que tenemos en nosotras mismas y hacer caso a nuestra propia naturaleza que nos dice que lo que estamos haciendo esta bien hecho.

      El auto juzgarnos nos desgasta mucho, muchas gracias por compartir con nosotros!

      Un beso!

Deja un comentario