Lluvia de ideas, ¿Cómo para qué?

La verdad que en lugar de decir “Lluvia de ideas”, deberíamos de decir, Torrente de ideas.

¿Qué es una lluvia de ideas?

La lluvia de ideas la escuchamos desde que somos niños y nos enseñan a explotar la imaginación.

Pero esa explotación natural, lo que hacemos desde siempre, lo único que pasa es que entre más crecemos esa habilidad de imaginar y dejar fluir el sentimiento de crear, va mermando.

Es como si el precio de crecer debe de ser pagado por la moneda de la falta de imaginación.

Y el cambio, una creatividad mediocre.

No me lo tomes personal, pero la creatividad limitada, te hace una persona limitada.

Es más interesante dejar salir eso que se llaman IDEAS.

La lluvia de ideas es ese torrente de imágenes que aparecen por cientos en tu cabeza, pero después de que aparecen tenemos que hacer algo con ellas.

En el grupo de Para Féminas Creativas “El club”, estamos teniendo un par de charlas sobre el orden creativo, con el objetivo de saber de donde nacen las ideas, y así poder crear con más libertad.

Y lo importante de este proceso es saber cómo ordenar la lluvia de ideas y así poder aplicar el orden creativo.

¿Cómo ordeno la lluvia de ideas?

Hay tres maneras estratégicas de dividirlas:

  • Ideas-Actividad laboral
  • Ideas-Emocionales
  • Ideas-Extraordinarias

 

lluvia-de-ideas

 

Vamos a ver cómo funciona cada una:

IDEAS-ACTIVIDAD LABORAL

En las ideas de nuestra actividad son en las que quizá más nos limitamos.

Deja te digo porque, no es porque no tengamos ideas, al contrario, es porque tenemos muchas, y algunas veces, no parecen ser “la idea del millón”.

La cosa es que, entre la lluvia de ideas y los bloqueos que tenemos hacemos una sopa de imágenes que no tiene ninguna sazón, o sea, la sopa queda hecha una revoltura.

Y para acabar de rematar, nos da miedo que lo que le pongamos de más a nuestro producto puede encarecerlo y eso el cliente no lo va a comprar (pero el cliente ni enterado, somos nosotros quien pensamos por ellos)

Entonces, la primera opción que tenemos en hacer una lista para poner todas esas ocurrencias que tenemos en lo que respecta a nuestro producto.

No te limites, todo lo que se te venga a la mente.

Por ejemplo:

  1. Cambiar de insumos, telas más finas.
  2. Hacer una promoción creativa, video, slides, encuestas, etc.
  3. Crear contenido informativo, y presentarlo de manera muy original, hacer un mini video, buscar imágenes que hablen por mi producto, etc.
  4. Cambiar de colores sin impacto, por colores con más impacto. 

En fin, mil cosas más…

 

IDEAS-EMOCIONALES

Estas son las que más me gustan.

Sabes; son esas ideas que hacen que tu corazón palpite, y se te olvide si son posibles o no, tienes algo de sentimiento con esas ideas, puede ser que sean las que postergaste por alguna razón, pero no por eso no puedes llevarlas a cabo.

En este tipo de ideas es dónde más te vas a tardar porque son tan tuyas, que te va a costar trabajo poder sacarlas de tu cabeza.

Pero una vez que las saques veras como es más fácil hablar-te de ellas.

 

IDEAS-EXTRAORDINARIAS

Aquí es donde tu ejercicio de lluvia de ideas ya te permite dejarte llevar, no hay límites, recuerda lo que platicábamos en el grupo, hay ideas creativas que para nosotros son de lo más lejanas, inalcanzables, pero de verdad que si logramos ordenar nuestro proceso creativo se pueden lograr todas.

Estas ideas son las que te sacan de tu centro, que hacen que te subas al sillón cuando la estas contando, que te subas a la mesa para que todos la escuches.

¿Ves? son ideas extraordinarias.

 

Después de que tienes tu lista de lluvia de ideas; ordenas, (bueno, o casi ordenadas), cierra la libreta por unos días, deja descansar toda esa adrenalina que salió de tu mente.

Al pasar unos días, vuelve a repasar tus ideas y comienza a priorizar.

Yo te recomiendo que lo primero es ordenar la ideas de tu actividad laboral, estas llévalas a una lista, en dónde veras tu misma cual es más importante que otra.

Esto es con el objetivo que te des cuenta por dónde empezar.

En el proceso creativo esto se llama incubación, que es uno de los conceptos que trabajaremos ya próximamente.

Parecen pasos tan simples y pueden ser tediosos, pero de verdad son pasos que debes de dar para poder ordenar ese proceso creativo, para llevarlo a tu caos ordenado.

Cuando tengas tu lista, de cualquiera de las ideas compártelas en el grupo, para todas va a ser de mucha ayuda.

Aprovecho y te dejo en enlace aquí: Para Féminas Creativas “El club”

Listo, espero que pronto te animes y hagas tu Lluvia de ideas.

La verdad que cuando yo conocí en concepto, se me hacia una gran pérdida de tiempo, no te creas, estuve mucho tiempo muy dura para hacerlo.

La primera vez que lo hice fue ya casi terminando mi primer curso de diseño floral, me acuerdo que fue la prueba final.

Y estuvo dura, porque teníamos que crear algo de la basura de todas las plantas que se habían utilizado por 3 días seguidos.

¿Te puedes imaginar lo que era eso?, puro desecho, no había nada rescatable, fue cuando entendí el concepto de lluvia de ideas, (además de que aprendí a abocetar,  eso te lo platico después), y a partir de ese momento no deje de hacerlo.

Que debo de confesar que no todo lo pongo en papel, mi sentido de la retención aun me funciona, pero ya no debo de confiar en él, porque la verdad ya se me olvidan las cosas ¡jajajajajaja!!

Pero lo que quiero decirte, es que hasta en lo más mínimo que hagas en tu día, crea tu lluvia de ideas, es un buen ejercicio para nuestro pensamiento y además de que ejercitamos el cerebro para que no le cueste trabajo comenzar a crear.

Comienza con tu lluvia de ideas lo más pronto posible, no te vas arrepentir.

Me despido, nos vemos otro día.

Te dejo un abrazo!

 

Gabriela, fémina creativa.


mujeres-creativasRecibirás cada semana material exclusivo sólo para creativas

Deja un comentario